lunes, 8 de febrero de 2016

Barritas de cereales, chocolate y naranja


¡Hola a todos! a pesar de que os tengo muy abandonados, no me resisto aunque sea cada bastante tiempo a traeros una receta en La Cocina Mágica. Lo cierto es que esta temporada tenía muy poquito tiempo para quedarme un rato por aquí y cocinar, el trabajo, mis recetas en Directo al paladar y mis clases y exámenes de pastelería, hacían que las horas del día se reduzcan al máximo.

Ahora por fin ya he acabado, después de dos años fantásticos, mis estudios de pastelería y ya he conseguido el título, por lo que creo que por lo menos un poquito más de tiempo libre dispondré, y espero poder transmitiros todo lo que he aprendido y que me ha hecho ver la pastelería desde otro punto de vista muy diferente del que tenía hasta ahora, queriéndola mucho más incluso que antes.

Como no soy muy amiga de las barritas de picoteo comerciales, siempre estoy en busca de recetas para prepararlas yo en casa a mi gusto y poder disfrutar de algo verdaderamente rico en mis momentos de descanso a media mañana.

Pronto os traeré una versión con cereales y frutas secas, pero sin chocolate, pero hoy no me he podido resistir  a estas deliciosas barritas de cereales con chocolate negro y naranja confitada, que me recuerda por su sabor a los naranjines que tanto me gustaban de pequeña.

Para prepararlas he utilizado uno de los fantásticos moldes de silicona de la marca italiana Silikomart, que disponen de una gran variedad de modelos con los que dejar volar la imaginación en el mundo de las creaciones de pastelería. La verdad es que los he utilizado a menudo y me parecen buenísimos, desmoldan a la perfección, aguantan perfectamente las temperaturas de horno …¡me los quedaría todos!

sábado, 16 de mayo de 2015

Postres y otras dulcerías, el delicioso libro de Uno de Dos




Siempre es una alegría presentar el nuevo trabajo de una compañera bloguera. En esta ocasión se trata  del esperado libro de Pam, del conocido blog Uno de Dos que seguro que si os pasa como a mi lo considerareis una página de referencia en postres, y sobre todo bollería, el punto fuerte de su autora.

Pues bien desde hace tan solo dos días ya podéis encontrar en vuestras librerías "Postres y otras dulcerías", un libro delicioso con 75 recetas muy bien escogidas y que abarcan desde pasteles clásicos, bollería, bizcochos, algo de salado y como no, una selección de postres de su tierra Galicia, que a mi como gallega también me han encantado y me parece un guiño cariñoso a su lugar de origen.

Yo he tenido la suerte de ser compañera de trabajo de Pam en Directo al Paladar y comprobar su constancia y su afán por hacer bien todo aquel proyecto que tenga entre manos, y todo eso se refleja en este libro pues es un libro cuidado al detalle, con su papel mate y sus recetes clasificadas de manera simpática por su autora, para casi cualquier circunstancia en donde nos apetezca algo dulce,  y cada una de ellas acompañada de una magnífica fotografía como a las que ya nos tiene acostumbrados Pam.

Es un libro que invita a sentarse y hojear con mimo y detenimiento, y que me recuerda mucho a esos libros de cocina americanos que siempre me ha gustado tener, no solo por sus recetas, sino porque también son una fuente de inspiración.

En resume, un libro del que apetece hacer todas las recetas (yo ya lo tengo lleno de post it) y a un precio magnífico de tan solo 15 euros. Desde luego que yo os lo recomiendo. Pues venga ¡ahora mismo a la librería! o, ¿te lo vas a perder?




domingo, 22 de febrero de 2015

Torta de maíz de Guitiriz




En el interior de la provincia de Lugo se encuentra la localidad de Guitiriz, un pueblo que lo atraviesa la nacional VI y que antes era paso obligado cuando viajabas hacia Madrid. Hace años cuando era pequeña e íbamos de viaje, era habitual  que mis padres pararan a tomar algo una vez que llegábamos a este pueblo, y desde luego era un clásico comprar una torta de maíz, que tengo el recuerdo de encontrarla siempre deliciosa.

Hace ya años que la nueva autovía ha dejado a un lado a Guitiriz, por lo que os imaginareis que con la vida de prisas que llevamos pocas veces más en mis viajes me he desviado hasta allí, pero estos días he recordado ese bizcocho esponjoso de harina de maíz, de miga suave y con mucho sabor a mantequilla.

Hoy os traigo mi versión de este clásico, pues es difícil conocer la verdadera receta tal y como lo hacen en las panaderías del pueblo, pero que sin duda se aproxima bastante a ese sabor que tengo en mis recuerdos. A pesar de ser un bizcocho de maíz, desgraciadamente no sirve para los intolerantes al gluten pues lleva una pequeña parte de harina de trigo que le aporta un poco más de suavidad a la mezcla.