martes, 2 de diciembre de 2014

Tarta de crema diplomática y frutas



La tarta que os presento hoy es sencilla, pero llena de colorido y sabor. Se trata simplemente de una galleta con una delicada crema diplomática, unión de crema pastelera con nata ligera, y cubierta de frutas, que pueden ser las de temporada como son los higos, o bien otra que a vosotros os guste.

Yo me declaro auténtica fan de los higos, y cuando los encuentro en las tiendas no dudo en llevarme siempre un puñadito para casa. Ahora tengo una pequeña higuera que ya ha comenzado a dar unos higos morados, dulces y muy sabrosos, así que espero que siga así y el año que viene ya pueda tener un otoño con fruta casera.




Tarta de crema diplomática y frutas

Ingredientes para la base:

  • 125  g de mantequilla
  • 125 g de azúcar
  • 65 g de yemas de huevo
  • 150 g de harina
  • 7 g de levadura química
  • 1 g de flor de sal



Ingredientes para la crema diplomática:
  • 500 g de leche
  • 125 g de azúcar
  • 45 g de maicena
  • 3 yemas
  • 250 ml de nata líquida
  • 1 vaina de vainilla

Preparación de la base:
En un bol mezclamos la mantequilla con las yemas y añadimos el azúcar, la harina, la levadura química y la sal. Vamos mezclando con la punta de los dedos sin amasar en exceso. Cuando veamos los ingredientes unidos paramos de amasar.
Estiramos entre dos papeles de horno para formar un rectángulo de aproximadamente 25 por 10 centímetros y 1 centímetro de grosor. Si disponemos de un molde para tartas desmontable rectangular colocamos ahí la masa  y la horneamos a 170 grados hasta que esté dorada. Dejamos enfriar.

Preparación de la crema diplomática:
Comenzaremos haciendo una crema pastelera clásica. En un bol ponemos el azúcar con el almidón y las yemas, le añadimos 100 mililitros de la leche y batimos hasta formar una papilla.
Por otra parte ponemos un cazo al fuego y echamos la leche restante con la vaina de vainilla. Calentamos la leche hasta que empiece a hervir, añadimos la mezcla de huevos, maicena y azúcar colándola encima de la leche. Removemos hasta que vuelva de nuevo a hervir, removiendo constantemente, esto nos llevará aproximadamente un minuto.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar, tapándola con film de cocina pegado a su superficie para que no cree costra.
Batimos la nata bien fría y cuando la crema haya enfriado la batimos ligeramente con unas varillas y le incorporamos con suavidad la nata montada.
Rellenamos una manga pastelera con boquilla en forma de hoja y vamos echando la crema diplomática encima de la galleta. Después la decoramos con higos en cuartos, frambuesas, arándanos y hojas de menta.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil
Nº comensales | 6











Trucos y consejos:


•Para que la galleta, si no tienes molde, no se desarme, prueba después de darle forma a meterla en el congelador antes de hornearla
•Debéis de tener esta tarta en la nevera como todo pastel que lleve crema pastelera.
•Probad con otras frutas de vuestro agrado. Moras, grosellas, piña... cualquiera le queda bien a esta crema y esta galleta.



Con esta tarta llena de color os dejo hasta la próxima receta. Como siempre sed felices.

9 comentarios:

  1. Que lujo de tarta, cuanto color que tiene.
    A mi también me encantan los higos y este año hemos tenido suerte con la temporada, con la calor se ha alargado un poquito más la temporada.
    Un beso guapisima

    ResponderEliminar
  2. es una preciosidad de tarta!! esa crema diplomática me encanta, bsss

    ResponderEliminar
  3. Deliciosa y muy sana con estas frutas y la crema diplomática.Bsss

    ResponderEliminar
  4. Una tarta preciosa, muy alegre y colorida y además deliciosa.

    Bicos

    ResponderEliminar
  5. Tão simples de fazer e ficou linda.
    Adoro figos pena que por aqui já não encontro
    Bj

    ResponderEliminar
  6. Deliciosa y con una presentación divina!! Tomo nota. Besos!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario y perder un poquito de tu tiempo en este blog. Valoro mucho tu opinión y que me visites es lo que le da vida.