miércoles, 9 de julio de 2014

Helado de caramelo salado






Soy perezosa para preparar helados en casa, lo reconozco, y eso que hace dos años me había hecho con el accesorio heladera de la KA, pero aún así me cuesta, para que negarlo. Sin embargo cuando el otro día preparé este delicioso helado de caramelo salado, me di cuenta de lo que me estaba perdiendo, y es que hacía tiempo que un helado casero no salía tan cremoso y con un sabor tan intenso, de esos que solo te invita a repetir.

Fue en un viaje a París cuando descubrí este adictivo sabor a caramelo salado, así que desde aquella me había propuesto  intentar conseguir ese helado que tan bien me había sabido y tan buenos recuerdo me traía, y creo que lo he conseguido.

En esta ocasión aparte del azúcar le añadí azúcar invertido, obteniendo de esta manera que su textura fuera cremosa y no se notasen cristalitos de hielo al tomarlo. Esto lo ha mejorado, pero sin embargo creo que por el equilibrio de sus ingredientes no lo necesitaréis echar si no disponéis de él, y que aún incluso teniéndolo que batir a mano si no tenéis heladora, os va a encantar.

Así que sin más, vamos con la receta!!





Helado de caramelo salado


Ingredientes para preparar 1 litro de helado


  • 185 g de azúcar + 2 cucharadas soperas más
  • 25 g de azúcar invertido
  • 250 ml de nata líquida al 35% de MG
  • 4 yemas de huevo L
  • 1/4 de cucharadita de sal en escamas
  • 375 ml de leche entera
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla líquido
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón


Preparación


En un cazo combinar el azúcar con el zumo de limón y dos cucharadas soperas de agua. Cocinar a fuego medio, revolviendo ligeramente hasta que veamos el azúcar disuelto, dejando de remover después para que no forme grano. Seguir cociendo hasta que se forme un almíbar dorado, aproximadamente unos cinco minutos más, separando del fuego.

Con muchísimo cuidado pues borbotea y os podéis quemar, añadir 180 ml de la nata líquida encima del caramelo, removiendo hasta que se forme una preparación lisa. Volverla de nuevo al fuego y cocinar durante otros cinco minutos más.

En otro bol echar las yemas de huevo, la sal, dos cucharadas soperas de azúcar y los 60 mililitros de nata que nos habían quedado. Remover y añadir la leche. Volcar esta preparación sobre la crema de caramelo  templada y cocinar a fuego medio removiendo constantemente durante seis minutos aproximadamente o hasta que veamos que la crema comienza a espesar, pero sin llegar a permitir que esta hierva.

Colocar la crema en un bol y tapar la crema " a piel" es decir directamente con film de cocina. Cuando haya pasado un rato meterla en la nevera y dejarla madurar un mínimo de seis horas o mejor toda la noche.

Mantecar en la heladora siguiendo las instrucciones de esta o en el congelador, removiendo cada media hora durante tres o cuatro veces.

Disfrutar de un helado irresistible sin moderación!!!





Trucos y consejos:


• Los helados caseros es mucho mejor guardarlos en el congelador en recipientes metálicos o de cristal con tapa, que en plástico o silicona, estos absorben los olores y pueden transmitirlos a nuestra preparación.

• Si queréis conocer otros usos para el azúcar invertido o bien cómo prepararlo en casa de manera muy sencilla, no os perdáis este artículo que he publicado en Directo al Paladar.

• Los helados que llevan yema de huevo no se deben de conservar más de una semana en el congelador.



Feliz verano a tod@s!!








7 comentarios:

  1. ayyy pues fuera pereza porque mira lo que has preparado ufffff, el caramelo salado me encanta y así en helado me parece genial. besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Ficou lindo e com um aspecto tão guloso.
    Gostei muito
    bjs

    ResponderEliminar
  3. holaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. Jo es que lo que no se descubra en Paris..verdad?? yo alli descubri los macarons. Me ha encantado tu helado asi que pienso hacerlo :) besazos reina

    ResponderEliminar
  4. Hola
    Pues yo si que soy perezosa para preparar helados, de hecho, solo los he hecho una vez, pero ya ves como la pereza no es buena ya que no puedes degustar ésta maravilla de helado que, por cierto, nunca había visto la combinación caramelo salado y, como no he estado en París, no lo he saboreado, voy a tener que ir allí y probarlo jejeje, tenía que estar delicioso
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa, me encanta cómo te ha quedado el blog! Eres una artista...algún año de estos me decidiré yo también jejeje. Me ha gustado mucho la receta del helado, en casa tengo un gran consumidor que es mi hijo, aunque él se conformaría con que se lo hiciera siempre de vainilla, pero la próxima vez pruebo este, tiene que estar de fábula. Por cierto, cómo sabés qué proporción de azúcar invertido tienes que poner? Besitos desde Ibiza ;)

    ResponderEliminar
  6. Los franceses son muy amantes del caramelo salado, y la verdad es que como decirles que no... maravilloso!

    ResponderEliminar
  7. Que contraste, caramelo salado! Me la guardo para probarlo. Gracias por compartir. Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario y perder un poquito de tu tiempo en este blog. Valoro mucho tu opinión y que me visites es lo que le da vida.

Este blog no participa en cadenas de premios,aunque quiero dar las gracias de antemano a quien haya pensado en él para ello. El mejor premio que me puedes dar es que sigas viniendo a verme por aquí a menudo. Muacks!!