lunes, 14 de noviembre de 2011

Syllabub



En el siglo XVI, el syllabub ya era una receta muy popular. Se trataba de un brebaje dulce y espumoso. Pero con el paso del tiempo, los usos y costumbres lo fueron transformando y más que una bebida, pasó a ser un postre.
El nombre syllabub, es la unión de dos vocablos: sylla, que era un vino dulce elaborado en la región de Champagne (Francia) y bub, que en la jerga isabelina designaba a las bebidas burbujeantes.
La receta original era bastante simple: se mezclaba leche entera (que entonces era recién ordeñada y conservaba toda la materia grasa, por lo cual tenía buena densidad), azúcar y vino dulce o de frambuesas. Se batía todo, y se servía como trago.
A esta receta básica se le podía agregar jugo de limón, frutas molidas, nuez moscada rallada o claras de huevo, para darle mayor esponjosidad. También podía sustituirse la leche por crema o el vino por sidra u otra bebida dulce.
Durante el siglo XIX la tecnología también se fue empleando en la cocina, y esta bebida se fue desarrollando. Por ejemplo, se creó el batidor de syllabub, un aparato en forma cilíndrica que no era más que un pequeño tanque con émbolo para airear y batir más la mezcla. Con este batidor, se podía lograr mucha más espuma en la mezcla.









Esta es la historia del Syllabub, en mi casa lo hice y lo probamos con desconfianza, pensando ya de antemano que no nos iba a gustar. Pero... nos sorprendió gratamente. Es como una crema suave, pero con toda la fuerza del licor, eso si no apto para los peques de la casa. La verdad es que es tan fácil de hacer y con ese sabor distinto y especial que lo voy a repetir más a menudo.

Syllabub

Ingredientes para 4 copas:

  • 60 gr de azúcar glass
  • 60 ml de sherry o jerez
  • 2 cucharadas soperas de coñac
  • 2 cucharadas soperas de zumo de limón
  • Ralladura de medio limón
  • 33o ml de nata para montar
  • una pizca de nuez moscada
  • 20 gr de avellanas picadas para decorar
  • 4 ramitas de romero para decorar

En un bol poner el azúcar, el jerez, el coñac, el zumo de limón y la ralladura. Tapar con film transparente y dejarlo a temperatura ambiente toda la noche. Se mezclarán los sabores.

Al día siguiente echar encima la nata bien fría y la pizca de nuez moscada encima de la preparación anterior y batir con varillas hasta que la nata empiece a formar picos.

Repartir en cuatro copas, espolvorear con unas avellanas picadas groseramente y decorar con una ramita de romero. Servir frío.

Es muy importante que la nata esté bien fría para que consigáis montarla bien, si veis que tarda, meter un ratito el bol en el congelador durante unos cinco minutos y seguir batiendo. A la nata le cuesta subir con el líquido pero acaba haciéndolo.



Fuente de la historia del syllabub: Vía Gourmet

Buena semana a todos

ESTHER



57 comentarios:

  1. Esther espectacular, que fotos!!!! jajaja ya sabes que soy fan de tus recetas y fotos, van de la mano y haces que me entren ganas de empezar a comer de esta crema que porcierto jamas habia oido,gracias por enriquecer mi cultura gastronomica, un besazo

    ResponderEliminar
  2. Qué postre tan curioso, no lo conocía y tiene muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  3. Es rara la semana que no la hago, nos gusta a todos. A Tecla no!!! ;)
    Es una delicia, y esas fotos la engrandecen
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Un postre diferente y facil, tiene que estar muy rico. La casita de Rosmary,

    ResponderEliminar
  5. Si que tiene que estar riquisimo,esas maravillosas fotos lo dicen todo un besazo
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Si es mágica tu cocina si!!!! y preciosa un bs

    ResponderEliminar
  7. un postre delicioso ester y las fotos de lujo.
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  8. Pues sólo por la historia ya me apetece probarlo. las fotos son maravillosas. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Esther
    Te ha quedado estupendo y esas fotos tan bonitas¡¡
    Cuando lo hago triunfo siempre¡¡¡
    besitos
    Patricia

    ResponderEliminar
  10. Esther, no lo conocía, pero con estas fotos me están entrando ganas de probarlo pero YA y eso que estoy desayunando. Muchas gracias por la receta. Un besin

    ResponderEliminar
  11. No conocía este postre, la verdad es que no lo he oído nombrar nunca, así que gracias por todo esta información tan interesante!
    La fotos son preciosas, Esther, me gusta sobre todo la segunda. Es divina!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. pues yo no lo conocia. las fotos me han parecido simplemente...espectaculares. U nbesazo

    ResponderEliminar
  13. ESTHER ,,este postre no l conocia ..se ve precioso con esa decoración que le has puesto..una información muy interesante ...bssMARIMI

    ResponderEliminar
  14. Yo tampoco he visto nada parecido, pero con estas fotos tan bonitas quien se resiste a probarlo!!!Bss

    ResponderEliminar
  15. no lo he probado nunca, ni siquiera sabia que existiera!! pero me ha entrado un gusanillo... apuntada queda!! gracias!! ;-)

    ResponderEliminar
  16. Esther que poco te vemos por tu blog
    Pero siempre con recetas buenisimas!!!!
    Se ve que estas muy ocupada
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me encanta que se recuperen recetas, raras y antiguas, suelen sorprender mucho. Tiene una pinta riquísima.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Interesante historia y postre, me gusta.

    ResponderEliminar
  19. Hoy me llevo la foto... por que el licor no me acaba de entusiasmar mucho... pero he de reconocer que la mezcla de sabores es intensa y arnmatica

    Besos

    ResponderEliminar
  20. No lo conocía, ESther, gracias por haberme enseñado algo nuevo en el día de hoy, lo probaré, seguro que me sorprende.

    Las fotos, preciosas, eres una artista.

    un biquiño, súperguapa

    ResponderEliminar
  21. Pues es la primera vez que lo veo!!!!!!!!! pero claro, si me traes tu esta receta seguro que la hago!!!!!!! tiene una pinta bueníiiiiiiiiisima! muchos besitos

    ResponderEliminar
  22. Esto es lo que mi madre nos hacía y que llamaba Ponche.

    ResponderEliminar
  23. No conocía este postre!! pero me ha encantado! mil gracias por compartir y descubrirnos estas delicias
    Un beso enormee

    ResponderEliminar
  24. no tenia ni idea...pero vamos,q tiene q estar irquisimo con lo q lleva

    ResponderEliminar
  25. qué historia más original!!! nunca lo había escuchado! la próxima vez te dejaré un poquito de tarta, jaja. Besos Esther

    ResponderEliminar
  26. ¡Oh, ya me he picado! jeje, la historia es de lo más interesante y además el preparado me parece tremendamente original, además tus fotos son fantásticas así que es imposible no sentirse intrigada por este postre-bebida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Me encanta saber la historia de los platos o bebidas que consumimos. Esta receta en concreto es un descubrimiento para mí. La probaré. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Nunca he probado este postre ni conocía su historia pero creo ya de antemano que lo vamos a disfrutar enormemente , asi que sin duda me lo apunto porque me ha encantado y ese puntito de licor le tiene que dar un toquecín especial verdad ?

    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  29. No conocía este postre pero con solo verlo en las fotos ya dan ganas de probarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Que interesante la historia de este postre, debe ser muy rico, la mezcla de vino dulce y coñac me hacen recordar un trago típico de Chile.
    Muy lindas fotos, besos!

    ResponderEliminar
  31. Qué cremita tan deliciosa, voy a dejarme sorprender yo también...

    ResponderEliminar
  32. Esther que cosa más interesante nos presentas y debe estar buenísimo.Te ha quedado espectacular y las fotos divinas.
    ¿Todo bien? Bsos preciosa

    ResponderEliminar
  33. Muy interesante no lo conocía.
    El aspecto desde luego es una delicia :)
    Muaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  34. estas fotos son espectaculares... Y la receta de 10!Besos

    ResponderEliminar
  35. Pues a mi me pasa lo mismo. Que, de entrada, no me atraen, y luego... Sorpresa!
    Interesante toda tu explicación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  36. Viendo tus fotos si que apetece probar este postre que no conocía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. No lo conocía, a lo mejor sustituyendo las bebidas alcoholicas por algún licor sin alcohol podemos incluir a los peques, la verdad es que tiene muy buena pinta. Voy a ver la de Directo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  38. No la conocía y me ha encantado. Además con el licor, genial para una cena entre amigos, jjj! Tomo nota. Si me atrevo, ya te contaré!!

    Muchos besos guapa!!

    ResponderEliminar
  39. Esther, no se que me gusta mas si el postre, las fotos o la presentacion.
    Simplemente genial!!

    ResponderEliminar
  40. QUe rico tiene que estar!!! Es la primera vez que veo esta receta pero me tomaba una copita de estas ahora!
    besos

    ResponderEliminar
  41. Una interesante historia para un postre con un aspecto realmente delicioso.

    ResponderEliminar
  42. Que receta tan interesante Esther! la verdad es que nunca había oído hablar de ella... Si dices que está buena, habrá que probar!!! Besos.

    ResponderEliminar
  43. ¡qué bonita historia!!
    La crema tiene pinta de gustarme, esta me la quedo para cuando tenga cena con los amigotes en casa.

    Besos

    ResponderEliminar
  44. Encantoume coñecer os oríxenes deste doce.
    Apetéceme probalo!
    Un bico.

    ResponderEliminar
  45. Estheruca... qué cosa delicada! qué fotos más preciosa, very gourmet!
    un besiño

    ResponderEliminar
  46. Hola mi Esther!!, que ganas tenia de venir a verte!..es que entre una cosa y otra a quien menos visito es a mis blogs más queridos y eso me dá una rabia.... :(
    ya oí hablar de este postre, y tambien me da un poco de desconfianza..no sé porque!..pero si mi Esther dice que esta bueno..hay que probarlo o si o si!!!!!:)
    todo bien mi guapa????
    cariños de Juana!!

    ResponderEliminar
  47. Sí que es verdad que hay ocasiones en que hacemos una receta, y según la vamos haciendo nos va produciendo una cierta desconfianza. Y hay otras veces que ocurre lo contrario, que pensamos que una receta va a salir estupenda y luego nos defrauda.

    Nunca he probado el syllabub, pero viendo el tuyo, sin duda me animaría a probarlo, porque rechazo de principio no me produce ninguno.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  48. Acabo de descubrirte y me quedo por aquí, tienes un blog precioso y unas recetas estupendas y qué fotografía!! Enhorabuena!!!
    Besitos
    lacocinadetesa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  49. Menuda copa, bien rica!
    Tengo que prepararla.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  50. Desconocía este postre y ya estoy deseando probarlo, tus fotografías son bellísimas! que tengas un buen fin de semana, un beso

    ResponderEliminar
  51. Hola, vengo de rebote de otro gran blog Mi dulce tentación.
    Tenemos algo en común la repostería.
    Me quedo como seguidora.
    Te invito a mi blog cocinandoparamispeques.
    Te espero.

    ResponderEliminar
  52. Esther, no conocía este postre. Pero se ve una copa muy rica!! Las fotos, muy chulas!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  53. No conocía esta receta, pero tiene pinta de ser estupenda. Como tus fotos! Bss guapa

    ResponderEliminar
  54. Qué preciosidad de fotos y el brebaje lo tomaba con gusto ahora mismo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  55. Uuuummmm,
    que tentador y apetecible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu comentario y perder un poquito de tu tiempo en este blog. Valoro mucho tu opinión y que me visites es lo que le da vida.